Páginas vistas en total

martes, 3 de febrero de 2015

La ley del Talión


Agitación, amargura, náuseas…

tal vez el vomitar este sueño sea la ley del Talión,

las reglas de la realidad que nos forja

y la caída desde un precipicio, más suave

que el dolor de otra despedida.

Tal vez suplicar una noche más a tu lado

sea pujar demasiado alto y volar demasiado bajo,

casi al ras de lo que ya obtuvimos,

mientras que la línea recta que separa mi petición

de tu vuelo, es un puente a la locura, al

interior de uno mismo, donde los recuerdos

abrasan y el vacío congela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario