Páginas vistas en total

domingo, 8 de febrero de 2015

Veneno


Qué tiene tu veneno que me lleva y me trae sin que pueda negarme,

que me da la vuelta y me remueve, que acelera los latidos y aprisiona el estómago.

Que quita el sueño, y la sed y el hambre,

que deja en los huesos y estrangula corazones.

Que acobarda, que envilece,

que derrite el cerebro, y la piel, y el cerebro…

que acompaña a la culpa,

que enmudece los sentidos.

Que construye una barrera entre quién soy y lo que quiero.

Que me da frío y calor, y agua salada, y sal en la vieja herida.

Que sala, que amarga, que sangra…

Y entre medias tus dobleces, tus silencios, tus miradas,

tu tira y afloja, tus salidas triunfales, tus pausas perfectas…tus distancias.

Y cuando me voy, no te vas, ocupando demasiado sin estar.

Y vuelve la duda, la rabia y el ansia,

el deseo mantenido, bloqueado y temeroso.

Desde hoy, buscaré el antídoto para esta sin razón…o me explotarán las venas.

1 comentario:

  1. Hola dormida. Los venenos son necesarios, no so mutuamente excluyentes con la vida. Lo queramos o no es así.

    ResponderEliminar