Páginas vistas en total

martes, 12 de mayo de 2015

Propósitos

Hoy me siento en el deber inexcusable de esconderme
quise decir, más bien, de resguardarme
de la tormenta que me acecha y cuando escampe
chapotear sobre los charcos de la ausencia.
 
Paréntesis, instantes a cobijo
del frío que se acerca en la tangente
y hiela en la distancia de unos ojos.
 
Sin versos que abriguen los momentos
saberme vulnerable a la derrota
y al mundo que con ella se perfila.

Parapetarme con letras y  papeles
y dejar que llueva a mares
con mis armas, tinta y besos,
en el arca.

Voy a remar por tu mar entero
para beberme la sal
que aconsejaba la huida.


 
 

1 comentario:

  1. Maravilloso como lo explicas: cada día disfruto mas de tus ausencias presentes y estos ocultamientos extrovertidos.

    ResponderEliminar