Páginas vistas en total

viernes, 3 de julio de 2015

Ratas

Podía sopesar los inviernos
programar primaveras,
reprogramarme,
poner a salvo la sonrisa
flotando en una nube ácida.

Podía caminar sobre escombros sin zapatos
y no sangrar ni una gota,
camuflar con la lluvia mi tristeza,
llenar de actividades los espacios.

Y sosteneros a todos,
sin despeinarme.

Hasta que abrí los cajones
y me desbordaron las ratas.

No hay flautista que las calme.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada